La permanencia es un secuestro

Portada PermanenciaCon el boom de las comunicaciones la oferta de empresas telefónicas se hizo muy presente. Paralelo a esto aparecieron varias empresas, y un mercado incipiente paralelo. Con los móviles en España llegaron Teléfonica (Movistar), Airtel (ahora llamada Vodafone), y Amena (ahora conocida como Orange), Movistar tenía la mayor cobertura con apoyo gubernamental, y el dominio total sobre las CMT y derivados. Airtel tenía buenos precios pero una cobertura penosa, y Amena tenía los mejores precios con una cobertura igual de penosa. Todos sacaban packs de 60-80€con 100€ en saldo (el mítico OneTouch), y un precio enorme por minuto (30-40cnt/min).

Poco a poco se iba llenando el país de móviles, y con ellos de contratos de móviles para conseguir mejores condiciones, contratos especiales para autónomos, tarifas varias, y mucho más.

El tiempo pasaba y después de muchos años tenemos a las grandes: Movistar, Vodafone, y Orange, y a una gran cantidad de operadores virtuales. Los contratos son de 18-24 meses y ya no son de un consumo de 5€, son mucho más, la lógica que se les aplica es una lógica más allá de la humana, y por supuesto, cualquier parecido con lo que te cuentan es pura casualidad. Para algo se les llama Robafone y Vomistar.

No vamos a hablar de que España es uno de los países más caros para usar el móvil, ni de la moda que hay ahora de que los usuarios tienen que pagar los terminales, ni de cuanto hemos tenido que esperar para que nos den tarifas pseudo-planas de algo. Vamos a hablar de lo que una persona acepta cuando firma un contrato:

  • Tener una vinculación de unos meses a cambio de una móvil.
  • Tener un precio mejor por llamadas.

Pero lo que realmente se consigue es:

  • Dependencia absoluta de esa empresa en ese tiempo.
  • Imposibilidad de reclamar una factura mal porque se te obliga a pagar para reclamar.
  • Un servicio técnico pésimo, con unas respuestas que dependen de la persona. Y eso si tienes suerte, y el operador sabe de que estas hablando por que más de uno no tiene ni idea de donde está trabajando y te sale por peterenas.
  • Condiciones que pueden ser o no las que hablaste, y que pueden cambiar según quiera la empresa sin dar explicaciones con la consecuente penalización sino estas de acuerdo.
  • Durante ese tiempo, si le pasa algo al móvil por problemas técnicos, te lo puede cubrir o no. En especial porque la batería sólo tiene 6 meses, y los nuevos móviles tienen una calidad penosa, ya no se hacen para que duren poco, ya es que hacen para que no dure.

Si por desgracia eres de las personas que les gusta quejarse cuando tienes razón, pues te tocara pasar con un calvario:

  • Tendrás que pelearte con operadores que por sistema no tendrán ni idea y que sólo sabrán decirte que pagues y reclames si eso.
  • Sino lo haces tendrás que recibir llamadas de empresas que cobran morosos en los que sólo saben amenazarte. Contra estas no se puede hacer nada, porque cuesta más el hacer algo, que lo que te puedes ahorrar.
  • Cuando no te dejas amilanar contra esta panda de mafiosos, te pondrán en lista de morosos, y aunque no es tan malo como dicen (hay muchas empresas que han vetado a la gente que viene de empresas telefónicas o que directamente las ignoran), en algunos casos te puede dar problemas (pago en tres veces sin enteres en supermercados por ejemplo).
  • Una vez con esto, y suponiendo que no lo has hecho antes, te toca ir a su nuevo servicio de atención al cliente, más conocido como asociaciones de consumidores como FACUA, o Oficina Municipal de Información al Consumidor. Con esto y con un pelín de suerte en tres o cuatro meses te dirán algo.

Algunos ven esto normal y las empresas se escudan en que claro, son muy grandes y a veces se cometen fallos. Aquí no se habla de eso, se habla de que hay una política de cobrar las cosas mal porque normalmente mucha gente no revisa las facturas, las llamadas podrían mucho más baratas porque lo que realmente cuesta es poner una antena, una vez puesta su mantenimiento y coste es mínimo. Se subcontrata porque sale más barato pagar a alguien de otro país (o de una empresa más pequeña) cuatro duros mal contados sin darle formación que usar a gente de aquí, y si da problemas, da igual porque todos los hacen y nadie se va a ir por eso… y si se va otro vendrá por lo mismo.

Eliminar la permanencia no estaría de todo bien para las empresas, pero desde luego esto es un secuestro, para que fuera una permanencia de verdad habría que hacer varias cosas:

  • Todos los contratos que vayan por escrito, nada de hacer contratos por teléfono hablando con subcontratas que van a comisión y que sólo tienen un guión que parece un panfleto publicitario.
  • Contratos claros sin letra pequeña ni timos encubiertos como tarifas planas falsas.
  • Si para devolver una factura del banco, tengo que decir la razón para hacerlo, que se revisen antes de mandarla.
  • Eliminación automática de la permanencia en caso de errores en las facturas.
  • Durante la permanencia el teléfono debe de ser cubierto por la empresa salvo que los desperfecto sean culpa directa del usuario (caída por ejemplo).
  • La penalización por permanencia debe de ser proporcional, no lo que le salga de las narices a la empresa.
  • Ya que tengo permanencia, que el móvil sea libre.

Todo esto a nadie se le ocurre, la CMT esta muy ocupada riendole las gracias a Timofónica y mientras nos toca tragar, y tragar. En mi caso, y después de estar con Vodafone acabe muy escarmentado de contratos, la verdad es que me paso todo lo que pongo con esta gentuza, un 50-75% de facturas erróneas, permanencias que no eran, llamadas amenazantes, listado de morosos… todo. Y tengo muy claro que hasta que no haya permanencia de verdad, y no secuestros, pasó de contratos para un móvil.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.