Yo he visto cosas que vosotros no creeríais…

He visto a personas cambiando juegos en los colegios para poder probar ese juego que no compramos en su momento. Incluso ponerse de acuerdo para poder comprar dos juegos diferentes, y poder disfrutarlos pagando sólo uno.

He visto a gente aprovechar juegos durante meses, quedarse atascado sin saber que hacer, jugar varias veces para conseguir pasarlo en menos tiempo, probar y probar varias formas de acabar con enemigos finales, y volver a pasarse juegos sólo por disfrutarlo.

He visto juegos que han sido recordados en los medios durante meses y meses, he podido ver sus anuncios y comentarios en revistas, leer reviews y guías, ver como ese juego seguía estando de moda.

He visto a jugadores criticar a la competencia por convicciones y sin interés de quedar bien con su empresa para sacar un dinero, o una copia promocional.

He visto juegos completos con principio, y final. Donde la historia completa estaba en el mismo juego, donde no había bugs que hacían el juego injugable, y donde sólo había que introducirlo en la consola para usarlo.

He visto expansiones de videojuegos que eran juegos nuevos basado en el juego original, algunos de ellos no necesitaban ni el original para funcionar.

He visto a personas jugar a videojuegos sin preguntarme que era el popping, clipping, antialiasing, filtrado anisotrópico, V-Sync… e incluso disfrutar de ellos sin estos efectos.

He visto videoclubs llenos de juegos para alquilar, tener que reservar un juego el jueves por la tarde y salir pronto por el, el mismo sábado. Ponerse a jugar el sábado y el domingo sin parar hasta pasarlo. Y que decir de las leyendas de que había sobre la hora y la fecha para devolverlo sin penalización.

He visto salones llenos de recreativas con juegos que luego se convertían en ports cutres para consola. Aunque sabíamos que las conversiones eran malas, nadie lo decía, porque la disfrutábamos igual, y porque tenía su encanto.

He visto hacer amigos mirando la cara, algunos recordamos que hay vida más allá de una pantalla, que jugar en una consola dos personas es algo más que una incomodidad, el tener que acercarte mucho porque la pantalla era tan pequeña que en pantalla compartida no se veía nada era una prueba de fuego… y que decir de los bocadillos de nocilla mientras tanto.

He visto pensar en los videojuegos como un hobby y no como en una inversión, hubo un tiempo donde no se arrasaban liquidaciones para revender, o donde se compraban y vendían juegos en base a su calidad o a los gustos, no a una lista de posibles rarezas.

Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.

NOTA:

Texto basado en una escena de Blade Runner y pequeño homenaje a Constantino Romero.

2 comentarios

  1. Pingback: Demos: Un resquicio del pasado « Tú lo Juegas

  2. Pingback: Feliz Año 2014!!!! | Blog de kaiserland77.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.