Cajón para guardar juegos

Los que somos coleccionistas sabemos los problemas que hay al intentar guardar todos las juegos que tenemos. Este problema se hace mayor cuando además de juegos, tenemos que guardar accesorios y consolas.

Como los pisos no suelen ser tan grandes como nos gustaría (y sino da igual, porque se acaban llenando) nos toca buscar espacio en donde podemos. En mi caso al tener llenos los armarios y estanterías tuve que buscar otro sitio.

Este sitio fue debajo de la cama. Al no ser una cama nido tenía libre todo este espacio. Este espacio se empezó a rellenar con cajas de cartón como las que hay en los chinos por 3€. Esto no es una buena solución a medio plazo debido a la dificultad para transportarlas y su baja calidad.

¿Qué se puede hacer?

Pasaba el tiempo y pensando llegué a a la conclusión de que lo mejor era un cajón debajo de la cama. Por desgracia esto no es tan fácil como parecía y me tocó buscar las maderas, ver medidas, preguntar en carpinterías, ver resistencias de la madera y “obtener el permiso” para meterlo en casa.

Las medidas fueron el paso más complicado. No por coger las medidas, sino porque hay que tener mucho cuidado y tener en cuenta varios factores. El primero son las medias de los juegos (en el caso de la NES son 2.4 x 18 x 12.6) y sumarles un poco más por si acaso. En mi caso pensé que cada juego eran 2.5x19x13. Ahora quedaba saber las medidas del espacio que está debajo de la cama (que no tiene nada que ver con el tamaño de la cama). Después de medir la cama pude ver que tenía 184x89x25 para espacio. Para asegurar usé como medidas 180x85x21.

Medidas

Hay muchas maderas pero en este caso se debe de elegir algo barato. La principal razón es que no se va a ver y, especialmente, que va a ser algo a medida. En mi caso y por consejo usé DM. Duro, suave, bastante resistente y barato. Se puede usar aglomerado (es más áspero pero algo más barato), pino (un poco más caro pero mejor) o lo que uno quiera.

Preguntando en carpinterías, además de darme cuenta que cada uno decía una cosa y que muchos me decían que lo que quería hacer era imposible, me dí cuenta que era más fácil comprar las maderas y hacerlo yo mismo que ir preguntando. Para esto hablé con un amigo, y me dió ciertas recomendaciones. La primera era que los trozos de maderas no pueden ser 85×23 o 180×23 por ejemplo. En las medidas debe de entrar el ancho de la madera. Por seguridad usé 2cm, se puede usar una más fina pero no merece la pena. Con esto nos quedaron maderas de este tamaño:

Ahora que ya sabemos las medidas de las maderas nos quedan las ruedas y los pomos para mover el cajón. Pensé en comprar unas ruedas de 3 cm, cuando el chico me preguntó para que eran me dió unas de 7cm y gracias. La razón eran bien sencilla: Peso y Tamaño. El pomo da igual, yo pille el que más me gusto de madera con forma de seta. Me llevé 2 pomos, 6 ruedas y unos 30 tornillos.

Montaje

El montarlo fue sencillo, todas las maderas se unen con un tornillo al lado y las ruedas se atornillan con los tornillos que proceda y que se pueda. El lugar de los tornillos lo dejó a la libre imaginación. Sólo os digo que si tenéis una madera de 2 cm, y ponéis un tornillo de 3 se verá la punta. Tener cuidado con esto.

Una vez que todo esta montado se pueden poner 4 ruedas pero si se piensa, el peso en el centro puede ser muy grande, con lo que lo mejor es poner una rueda más en el centro.

Con todo esto y después de 3 horas (café y viaje a por más tornillos incluidos) el cajón ya estaba completo y en movimiento.

Sólo quedaba bajarlo en el ascensor y meterlo en el coche como buenamente se pudo.

Problemas

El cajón, al ser tan grande, pesa un montón. De hecho dudo que una sola persona pueda con él. Así que para cogerlo siempre se necesita otra persona. Por suerte mi amigo y mi hermano estaban disponibles para tal fin :P.

Una vez que se subió a mi casa me fijé en que había un gran problema… el cajón era demasiado alto. Por suerte esto ya lo suponía y contaba con ello. Había varias formas pero la más cómoda era comprar maderas y ponerlas debajo de la cama para subirlo. Para asegurarse que esto funcionaría y que no se movería estos trozos de madera se atornillarían a las patas de la cama con un tornillo de gran tamaño.

Mis cuentas revelaban que cabrían unos 400 juegos de NES, tuve suerte y se pudieron guardar todos los juegos (423) aunque algunos hubo que ponerlos encima de las cajas pequeñas.

Este es el resultado final:

Notas finales y posibles mejoras

Aquí os doy algunos detalles a tener en cuenta:

  • Aunque yo quería un cajón con las medidas 180x85x23, tuvo que ser un pelín más pequeño porque sino tendría que pagar dos tablones de madera. La pérdida fue muy pequeña (1cm) y el resultado era igual.
  • Si se quiere usar una madera más fina, hay que tener cuidado con el tablón principal. Este soporte sufrirá el peso de TODOS los juegos.
  • El cajón, gracias a las ruedas, se puede mover pero debido al peso (423 juegos por 200gr/u son casi 85KG) se mueve lento y no se debe de mover más de lo debido. La quinta rueda ayuda a que haya mejor soporte y sobre todo, que el cajón no se desfonde.
  • El peso del cajón será enorme, además de los 85KG del contenido, hay que sumar el peso de las ruedas y sobre todo del cajón (mínimo unos 50KG). Esto significa que no esta hecho para moverlo mucho y sobre todo, que si se hace se haga con cuidado.
  • Cuando se cogen las medidas, siempre hay que ser preciso y tirar a la baja. Gracias a esto pude poner los soportes a la cama sin problema.
  • Si hay que poner los soportes a la cama, además de medir bien, deben de quedar muy holgados para evitar que sufran las patas de la cama. Si se rompe una pata es muy probable que haya que cambiar la cama.
  • Las camas, las cuales no se hicieron sólo para dormir, a veces se hunden, si esto ocurre en una cama normal no pasa nada, pero si esto os pasa con los juegos debajo, los juegos sufrían daños. Procurar que la cama este reforzada de alguna manera. En mi caso esta reforzado con dos maderas de unos 5cm y una placa metálica que evita que se pueda hundir.
  • Si hay que subir la cama y atornillar unas maderas, tener en cuenta que los tornillos pueden arañar el suelo, con lo que se debe de hacer un avellanado.
  • Cuando se pongan los tornillos, tener cuidado de conectarlos de forma correcta, en caso contrario puedes romper la madera.

Las posibles mejoras que se podrían hacer son:

  • Pintarlo y barnizarlo. No lo he hecho porque apenas se ve.
  • Hacerle una tapa. No la he hecho por no aumentar el peso, aunque para evitar que entrará el polvo después le puse una tapa de plástico con gomas que tapaba todo el cajón.

No quiero acabar sin dar las gracias a F.M. por su ayuda.

Esto es todo, espero que os haya gustado.
Un Saludo