Las autopistas y el REpago

Se lleva comentando hace tiempo que las cosas están muy mal, y para apoyar las autopistas, se está pensando en implantar el copago, de esta forma el que más lo use, sera el que más pague. La idea como todas las que sueltan nuestros amados y cultos políticos es perfecta, hasta que se piensa un poco más.

Como no se puede decir muchas cosas para apoyar semejante disparate, pues se dice que en Europa se hace, y todos a tragar. El problema de esto es que en otras países se cobra más del doble, pero como no vamos a fijarnos en el resto de Europa, nos fijaremos en nuestro país:

  • Tenemos 5 millones de parados.
  • Un nivel de despilfarro sólo comparable a la cantidad de puestos políticos existentes (unos 84000 sólo entre cargos electos, a sumar puestos a dedo).
  • Una industria del turismo que es la única que aún nos da una gran cantidad de dinero y pocas sorpresas.
  • Una cantidad de infraestructuras que no se usan, o que directamente no sirven de nada.

Para arreglar esto, sólo se les ocurre subir impuestos y rebajar prestaciones, nada de ver realmente cuanto se despilfarra o cuanto se defrauda. Unos impuestos que en el caso de los conductores son los de circulación, céntimo sanitario, impuestos de hidrocarburos (junto con otros pocos más), iva… y alguno más que seguro que habrá, sin contar la recaudación de las multas que en el último año fue de más de 400 millones de €.

Después de pagar todo esto, nos quieren cobrar a todos los que usamos el coche, porque «lo usamos más». Alguno dirá que tiene razón (o que le da igual porque él no tiene) pero se le olvida que eso ha sido pagado por nosotros y/o por Europa, y que todo viene por carretera, y que si se grava este extra INJUSTO todo subirá.

En Portugal se ha implantado y sólo han conseguido problemas de implantación, una demanda,  y una bajada de ingresos al haber menos desplazamiento. Aquí como somos tan listos, pues vamos a seguir una senda equivocada. La pregunta que llega ahora es, ¿cómo se ha llegado a pensar aquí?, y la causas son varias:

  • En los años de bonanza económica se construyó muchas viviendas y obras públicas. Las viviendas hacen años que no dan un euro, y muchos pensaron que la obra pública era el futuro, hasta que han visto que la cosa no para más.
  • Algunas de las obras se hizo de peaje, estas vías son conocidas por un precio desmesurado, ser muy cortas, tener un plazo de amortización no respetado ni claro, no acortar el tiempo de trayecto, no dar ninguna ventaja extras como y no querer ser rentables. Para seguir la costumbre, el gobierno les da dinero.
  • Mucha gente afin a partidos políticos eran los jefazos de esas empresas, por lo que se hacia como en el chiste de la fachada de Miami.

La consecuencia de esto es que como se puede dar dinero para construir, se deja a los conductores en manos de las mismas empresas, se implanta el repago, y a seguir viviendo bien. Si se llega a aprobar (que seguro que se hace porque ya estarán en el «debate», más conocida como la fase de pensar como se da la noticia para que no haya quejas) tendremos como consecuencia:

  • Un turista más enfadado porque si se ha subido mucho los precios en España, esto puede dar la puntilla a nuestra industria.
  • Que todas las personas que tienen que viajar por trabajo, encarezcan sus productos. Y estos serán desde el nuevo ipodsupermegaguai, hasta la hamburguesas del McDonald.
  • Si una persona no viaja, no gasta, sino gasta su dinero en otro sitio, los comercios cierran, si los comercios cierran habrá más gente en el paro y menos ingresos.

Con todo esto, que lo puede sacar cualquier persona hablando con un Portugués o leyendo, me quedo a cuadros de pensar que haya gente que no eche a palos a quien entra en la administración pública con esta idea.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.