Juegos del 2016

blog_doom_portadajuegos2016

Se nos va un año cargado de juegos y nos viene uno con una Xbox One y ganas de tocar ciertas sagas antiguas, empezando por el Deus Ex y los Ghost & Goblins. Este año sobre todo he jugado en Steam, y me he dedicado más a jugar a lo que ya tenía, que a comprar cosas nuevas. Este año seguiré en la misma línea, aunque quiero dedicarle más tiempo al retro. Sin más, os dejo con todo ellos:

Bionic Commando Rearmed: En la NES sólo podía alquilar los juegos “nuevos” que salían, lo que hacia que grandes joyas como esta, nunca llegaran a mis manos. Gracias a Steam me enteré de este remake, y bueno, tocaba probarlo. El juego es muy parecido a la versión original, sólo que con mejores gráficos, y algunos detalles nuevos. Tengo que reconocer que la jugabilidad no me termino de convencer, no porque fuera mala, sino porque no estaba acostumbrado, por lo que me llegué hasta la última fase y lo dejé. No es mal juego, pero a mi no me termino de gustar.

Strider: Si el otro juego no me llego a enganchar, este fue todo lo contrario. El juego pasa de ser un Run & Gun, a un Metroidvania, donde cada zona tiene secretos o están capadas para ciertos poderes que te convierten en un bicho imparable. Sobre todo me quedo con lo fácil que es jugar, y las sobradas que puedes hacer cuando alcanzas cierto nivel. Juego muy recomendable.

Spin Master: La NeoGeo para muchos sólo tenía matamarcianos y juegos de lucha, y por esto creo que juegos como este, son tan conocidos y queridos. El juego es corto, sencillo (visto lo visto en otros juegos), pero tiene algo que no se que yo que es, pero incluso hoy es raro de ver. Es el primer juego que usé en el Fightcade.

Zed-Blade: Poco que decir de uno de los matamarcianos que más me han marcado. Lo he rejugado varias veces y la verdad es que me ha decepcionado un poco, sobre todo por la música. No la recordaba yo así de “mala”. Por lo demás poco que añadir que no dijera en infoconsolas.

Yosumin!: Steam ha traído muchos juegos de puzzles, si bien muchos son copias de copias de algo que nos gusta, otros tienen algo de especial. Este es uno de ellos, con un modo historia que sinceramente, no termino de ver claro, nos llega un juego donde tenemos que hacer rectángulos cuyas esquinas tengan el mismo color (y forma). Mientras más avanzas, más opciones hay, o más objetivos tienes que cumplir en un tiempo determinado. El juego es sencillo, pero hay fases como la 5-3 si la memoria no me falla, que es horrible, y hay que tirar de picaresca. En cualquier caso, un buen juego para echar el rato.

Rock of Ages: Hay juegos que a veces no entran por el ojo, y al final por muchas oportunidades que le den, no hay forma. Este juego es uno de ellos. El juego consiste en enfrentarte a grandes de la historia con una bola de piedra, que será usada para romper la puerta enemiga. Puedes reforzar la bola propia, o poner trampas a la bola enemiga para destruirla. El juego no es malo, incluso es entretenido, pero no me terminó de convencer y lo abandoné en la fase 5.

Gauntlet: Slayer Edition: Tengo que reconocer que de pequeño poco o nada pude jugar a esta saga. Con la llegada de los emuladores pude probar en NES y sobre todo en Mame este juego. Nunca me lo llegue a pasar porque al final el exceso de enemigos me podía, pero siempre me pareció muy bueno, incluso una forma de crear un tipo nuevo de juego. Esta versión es la versión completa con ¿todos los dlcs? que salió hace unos años. Es un juego muy divertido, pero que requiere experiencia y oro para comprar poderes, sin ellos, el juego a partir de cierto nivel está roto y es imposible. Como defecto le pongo que ciertas fases son imposible de pasar en offline, y que comprar las ropas especiales, las cuales creo que no dan ventajas, cuestan demasiado.

Double Dragon Neon: En esta vida hay cosas que dan miedo, y otras que dan pavor, y este juego es uno de ellos. Basado en la franquicia tan antigua, nos llega un juego que intenta innovar en los beat’em’up pero que se queda en zona de nadie. Personalmente tengo que reconocer que yo no daba dos duros por este juego, y que al principio se hace muy cuesta arriba, pero una vez que llevas 2 horas jugando, te das cuenta que da una vuelta de tuerca al género, y que tienes un juego simple, divertido, y con muchas opciones, empezando por el uso de poderes y power-ups. La historia es una ida de olla del copón, y la canción final parece sacada de Kung Fury, esto hace que no sepa si me da vergüenza ajena o risa, pero que al final, hace un juego bastante redondo. Recomendado para los nostálgicos, o los que buscan otra cosa.

Gyromancer: Ya hemos hablado de los juegos que no entran por el ojo, pero es que hay otros que directamente no hay por donde cogerlos. Este juego mezcla puzzles con rol y de regalo, algo de RPG… y con todo nos sale un juego en mi opinión raro, que no sabe a donde va, que en mi caso duro 20 minutos, y en el que no conseguí matar a nadie. Supongo que es porque soy un paquete en los RPG, pero es que este juego le sobran el gameplay de puzzle, o el rollo de bestias… recomiendo ver un vídeo antes de comprarlo para evitar problemas. Sólo destacar que gráficamente es muy atractivo.

Cave Story+: Este juego lo conocí por su versión de 3DS, y a ver tantos pixeles, no pude decir que no. El juego es un metroidvania liviano, o quizás más bien un plataformas con algo de exploración, tienes que ir recogiendo ítems aquí y allá, mientras te va contando la historia, una historia bastante trabajada para este tipo de juegos. Esto presenta varios finales, y es un juego muy entretenido con una duración larga pero que no se hace pesada. Ojala hubiera más juegos como este.

Fieldrunners: Los juegos “Tower Defense” es un género relativamente nuevo que se dio a conocer con los móviles. Este género para mi es muy desconocido, pero una vez vi este juego y la verdad que me ha parecido entretenido. El problema que tiene que es una conversión directa de la versión móvil, y que el número de opciones está muy limitada. En cualquier caso para echar un rato, no está mal. La segunda parte la probé pero no duré más de 30 minuto con ella.

Contrast: Otro juego donde yo veo que los videojuegos son arte. El juego es un plataformas con puzzles, y su protagonista es una mujer que tiene que ayudar a una niña. La niña tiene un padre un poco mejorable, y el juego se basa en como va ayudando al padre para que un negocio suyo le funcione, y pueda pagar sus deudas. Tengo que reconocer que musicalmente y gráficamente es precioso, en jugabilidad destaca porque puedes pasar a ser una sombras, lo que hace del juego algo muy curioso. Si bien la historia no es nada especial, el final y la explicación me encanto. Un juego corto pero facilón y muy bonito. Es el único juego al que le he sacado el 100% de logros.

Solar Flux: Steam se ha convertido es un paso obligado para todo juego de móvil que ha tenido éxito. El bajo precio de salida, el desarrollo ya hecho, y un mercado constante de gente que buscamos algo diferente, hace que sean apetecibles. Aquí tenemos un juego donde recogiendo combustible estelar tenemos que salvar a una estrella, ya sea cargándola, o enfriandola con energía. El juego tiene una física muy buena, gráficos muy chulos, y un número de fases alto. Como defecto sólo tiene dos, la excesiva dificultad para conseguir 3 estrellas (una cosa es habilidad, y otra cosa es basar todo en el timing) y en mi opinión, echo de menos más fases con algo más que recoger y disparar energía.

Teslagrad: Este juego lo conocí por ver su versión de Wii U. El juego es un plataformas de exploración con muchos puzzles donde tenemos que controlar dos poderes y a partir de ahí, resolverlos y acabar con los enemigos de final de fase. El juego es muy bonito, no recuerdos juegos tan cuidado en eso, pero no me convence porque yo esperaba algo de acción y disparar. En cualquier caso, esto no quita no sea bueno, de hecho lo recomiendo. Lo deje por la mitad.

Injustice: Gods Among Us: Los juegos de lucha 1vs1 es un género que hace años que no tiene muchos exponentes, de hecho uno de los mayores éxito fue el Mortal Kombat 9. Este juego tiene como padre a este videojuego, y en unas rebajas de Steam cayó por 5€. Tengo que decir que el juego visualmente es impresionante, tiene buen sonido, tiene miles de guiños y referencias a los cómics, y una jugabilidad muy aceptable y divertida. El juego es largo, tiene 100000 opciones, desde el modo historia hasta 300 minifases, 10 por cada personaje, unos 20 modos extras, y muchos trofeos que comprar. Se nota que usaron la idea del viejo Deadly Alliance, y sólo la expandieron con el universo DC Comics. El juego es muy bueno como he dicho, pero tiene un defecto muy gordo, es muy guarro y muy desagradecido. En más de un caso he ganado casi un combate, de repente se ha venido arriba la máquina, y ha encadenado 50 golpes y casi pierdo… eso no tiene lógica. Aparte, quizás lo veo un poco largo artificialmente y muy chungo en ciertas fases, sobre todo porque el mando no hace lo que debería, o porque te da poco tiempo para pulsar un botón. En cualquier caso, no me sorprende que sea uno de los buques insignia de los 1vs1 actuales.

Aliens: Colonial Marines: Mucho se habló de este juego en su día, y de como de mal se puede hacer un juego, para que todo el mundo se te eche encima. Este juego sólo lo pille porque lo vi de oferta por 3€ con todos los dlcs, y por ese precio no está mal, pero desde luego dista mucho de ser un gran juego. Me parece mucho peor que el Aliens Trilogy, o incluso el primer Aliens Vs Predator. El juego por ese precio para jugar online no está mal, pero desde luego es un fiasco de una gran licencia, y una vergüenza para la industria.

Seraph: Este juego se podía usar para mostrar que puede hacer el Unity si se usa bien. El juego tiene cosas buenas y cosas malas, como buenas están los gráficos, las partidas frenéticas, el cuidado de la empresa creando contenido, y la cantidad de fases. como malo le veo pocos tipos de enemigos, fases pequeñas, y que yo que esto debería de ser un metroidvania, Aparte, actualizar armas, a veces es horrible por lo que piden ya que algunos materiales son casi imposible de pillar. El juego ha sido probado en versión Early Access, por lo que esto puede cambiar, pero se ve que el juego es una inversión segura. Echarle un vistazo porque lo merece.

Revolution Ace: Los matamarcianos llevan muchos años parados, y apenas aparecen títulos. Con esta premisa nos llega un juego de bundle desconocido y basado en el Unreal Engine, un motor extraño de ver en este tipo de juego. Para empezar decir que el juego es bueno, responde bien, tiene muchas fases y opciones de RPG, tiene gráficos y música aceptables, pero falla en algo muy importante, esto es que parece que el juego se quedo a medias. Hay conceptos muy buenos, propios de un Matamarcianos 2.0, pero por alguna razón se quedan a medias. Las armas y su disposición están bien, pero quizás en vez de niveles de ellas, quizás sería mejor más numero o aumentar su potencia, la música es buena pero es repetitiva y cansina a la vez, los gráficos están bien pero parece poco definidos… y así una serie de cosas que lo dejan en un juego hecho sin ganas. Como defecto gordo, tengo que decir que muchas veces los tiros no se distinguen del entorno, por lo que te comes todo, te matan, y no sabes la razón. Incluso con todos los defectos, tengo que decir que el juego es recomendable al menos, darle una oportunidad.

Tiny Troopers: Aquí tenemos un juego que sería una mezcla de Army Men y Animal Crossing, del Animal Crossing tiene la forma, y de Army Men, la temática. El juego consiste en que eres un militar y tienes que conseguir seguir unas misiones, desde acabar con los malos, hasta proteger a unos periodistas que están documentando la guerra, todo de una forma muy graciosa, aunque algunos detalles te quedas a cuadros. El problema del juego es que es un juego muy recortado, con pocas opciones, un poco corto, y que parece hecho de forma poca ambiciosa. Como detalle especial, tiene un modo zombies a lo COD, cosa que hace mucha gracia.

Ultimate Ghosts ‘n Goblins: La PSP es una consola que paso con más pena que gloria por mi lado, pocos juegos me llamaron la atención, y menos los que realmente probé en su día. Uno de ellos fue este pedazo de juego, que sinceramente, me ha encantado. La historia os la podéis imaginar, pero los cambios son en el juego. Esta vez tendrá toques de RPG, posiblidad de rejugar fases, muchas opciones, y unas cinemáticas muy chulas para lo que es. Un juego que mereció más suerte, y que no está mal rejugar de vez en cuando. Lo jugué en normal, porque en difícil me daban unas tundas… ya se porque algunos se quejaban de que era complicado.

Castlevania – The Dracula X Chronicles: El Rondo of Blood es uno de los juegos más queridos por los fans de la serie, yo por desgracia hasta hace unos 8-10 años no pude probarlo en emulador, pero siempre me quedo la sorpresa cuando se veían esas cinemáticas, nunca vistas en la saga con la sangre. Por tal, tocaba tocar este juego. El juego es un remake del Rondo, sigue la misma historia más o menos, la jugabilidad cambia un poco añadiendo poderes, y permite múltiples caminos. Gráficamente me pareció malote pero aceptable salvo en algunos casos que parece hecho a mala gana, músicalmente en la media, y jugablemente un poco regulero. No puedo decir que no lo disfrutara o no me gustara, pero me esperaba más.

Dark Matter: Este juego lo compré porque quería un Asteroids, y el nombre me recuerda a la gran serie de ciencia ficción. El juego tiene malas críticas pero yo creo que no es tan malo, el problema que tiene es que esta poco trabajado. El juego tiene unos gráficos chulos, pero son muy poco variados, las músicas y el sonido son simplones, y la jugabilidad es muy parecida al original, pero sin toques RPG. Yo me he pasado unas 22 fases, pero con el resto no he podido porque llega un momento donde necesito más bombas de las que dan. Un juego para echar el rato.

Alien Rage – Unlimited: El nuevo Doom tiene como quejas, que es un juego como el Quake, muy frenético y muy bestia… pero este es 10 veces peor. La historia es simple, los humanos buscan un nuevo combustible y lo encuentran en un lugar muy remoto, justo después llegan unos aliens, al principio se convive pero al final acabamos en guerra. La historia es simple, pero al ser leída en tercera persona con diarios perdidos, le da un toque muy bueno. Gráficamente es UE3, y acepta el mando de 360, lo que lo hace muy divertido. El juego es muy complicado, y si no tienes cuidado te puede matar sin problemas un enemigo masilla, por lo que hay que buscarse la vida. Además de esto, el juego no tiene pausas, son 7 horas de matar, matar, matar, matar, y si eso hacer otra cosa. El protagonista tiene carisma pero es una copia de un secundario de Gears of War, y tiene varias frases graciosas, lo que me extraña es que las tiene en varias fases, no por todo el juego. En cualquier caso, un gran juego, y muy divertido (cuando no te matan 20 veces en la misma parte).

Ghost 1.0: La niña bonita del 2016, y un juego que me sorprendió muy gratamente. Buscando desarrolladores españoles me encontré esta gran joya del creador de Unepic, una review del juego podéis verla aquí aunque para resumir os puedo decir que es una de las pocas veces en los últimos años donde un juego me ha hecho acostarme tarde. Diversión, disparos, y muchos detalles frikis para un juego que bien podía haber sido desarrollado por un equipo grande desarrollo. Aún tengo pendiente de rejugar porque solo me pasé en modo de juego. No puedo poner puntos negativos, porque sinceramente, no tiene.

Ubersoldier 2: Nazis malos y sólo un hombre puede pasarlos. Con esta frase se resume la historia de este juego donde tendremos que parar los malos de un alto cargo nazi que amenaza con hacer que los aliados pierdan la guerra. El juego no aporta nada, aunque tiene como detalles destacables la posibilidad de gastar punto de experiencia para aumentar vida o puntería entre otras cosas, y las escenas entre misiones dibujadas con cómics. Un juego para pasar el rato.

Absconding Zatwor: Siguiendo la moda indie y de Unity, pues tenemos uno de los ejemplos más conocidos. El juego es muy sencillo, hay que escapar de una cárcel y para eso tendremos 50 fases a cada cual más complicado. El juego es muy básico pero es barato, por lo que no se le puede pedir mucho. Lo que si no me gusta nada, es que creo que tiene fallos en el manejo del personaje, sobre todo en fases con láser, que hace que muchas veces se pierda o se gane por pura suerte. Este fallo en algunas fases es desesperante porque hay una serie de 3-4 fases donde hay que hacerlo todo al milímetro. En cualquier caso, un gran juego para cambiar un poco el rollo.

Insane 2: Los juegos de carreras no me suelen gustar y más desde que tengo coche propio, aunque la primera parte de este juego tengo que reconocer que me lo hizo pasar muy bien. Este juego presenta una serie de misiones donde tienes que cumplir con unos objetivos. Aparte de las carreras, pues tenemos fases donde tenemos que conseguir más puertas que los demás, conseguir puntos/cofres, pasar por ciertas puertas… este juego gráficamente mejora mucho a su primera parte, te deja usar cualquier coche en cualquier fase (normalmente), aunque yo lo veo menos cafre que el primero. Gran juego si te gustan los juegos arcade de carreras, o quieres probar algo diferente. No me pasé la última fase.

Obulis: Normalmente suelo tener dos juegos para jugar, uno por historia/gusto y otro para echar el rato. El de echar el rato suele ser puzzles, inteligencia, cosas así como este juego del que hablamos. Este juego consiste en hacer que una bolitas entren donde se quiera, cada bola tiene un color y unas característica, y en cada fase hay una serie de objetos que te ayudaran a conseguirlo. El juego no está mal planteado pero a mi se me hizo muy cuesta arriba. No lo vi tan divertido o entretenido como pensaba, y lo deje después del “primer mundo”.

Doom (2016): Podría explicar muchas cosas de este juego, podría decir lo que pienso, pero lo voy a resumir en una frase: Estaría en mi TOP5. El juego muestra una calidad y una suavidad digna de elogio, la jugabilidad es enorme con 20000 opciones, la historia es interesante (si te interesa), y consigue algo muy raro de ver hoy en día, que divierta. Es un juego donde todo es matar y hacer el cafre, y si eso, investigar cuando quieras. Lo único que hecho de menos son escenarios más abiertos con más búsqueda como en los primeros Doom, aunque eso se perdió en el Doom 3, por lo que no se le esperaba.

Unreal Gold: Todos los años cuando empiezan me propongo pasarme o darle una oportunidad a una saga. El año pasado fue Dead Space y Stalker, y este año le tocó a Unreal. Unreal fue una saga muy conocida por los Unreal Tournament en la época de los cyber. Yo recuerdo con gran cariño la fase de las dos torres, aunque había muchas más. Por desgracia este éxito fue el que luego la hizo desaparecer. El juego seguía el esquema de los primeros Doom, un escenario abierto y que el usuario fuera explorando y matando, pero esta vez tendría una IA muy buena, y un aspecto gráfico épico. Otro detalle muy chulo en la época, era los personajes que te podían ayudar y la posibilidad de ver escenarios sin enemigos, sólo explorar y explorar. El argumento del juego es muy simple, eres un prisionero que escapa de la cárcel y vas a acabar a un planeta esclavizado por unos seres muy chungos. Tu intentarás salvar tu vida y de paso, a los seres del planeta. El argumento me recuerda mucho a las películas de los años 60-80, en especial por el final. Como es la versión Gold, el juego trae la expansión Return to Na Pali cuyo argumento os lo dejo a vosotros, y que en el juego no aporta mucho más. Entrando en analizar el juego… pues lo normal sería decir que ha envejecido muy mal y demás al ser del 1998 (N64/DC), pero yo creo que esto no es así. El juego muestra una IA y un diseño de fases que bien les gustaría tener a los juegos actuales (2016), y si bien el motor está desfasado, muestras luces y ciertos efectos muy punteros para la época. El juego es duro de jugar hoy en día, pero después de estar 30 horas con el nuevo Doom, necesitaba algo calmado y de exploración, por lo que creo que me gusto tanto por esto.

Unreal 2: The Awakening: 6 años después nos llega esta secuela que poco (o más bien nada) tiene que ver con el anterior juego. El argumento es muy básico, eres un Marshal espacial y tienes que cumplir una serie de misiones porque “algo” se ha perdido. Este juego, además de hacer guiños a sus versiones de juego en red, nos presenta unos NPC importantes para la trama con varias opciones a elegir que nos da una sensación de (falsa) libertad muy grande que CREO que no cambia para nada el desarrollo, y el poder explorar tu nave entre misión y misión para hablar con tus compañeros y poder saber algo más de ellos y de la historia. El argumento esta bastante conseguido para la época, aunque personalmente creo que el traje del protagonista es una copia descarada de los Spartan del Halo y tira de estereotipos de siempre. Aún así, me gusto, en especial Ne’Ban y sobre todo la escena final cuando se sabe la trama, es algo emocionante. Me extraña que el juego no tuviera más repercusión ni más partes, pero al estar hecho por Epic, sospecho que prefirieron vivir de los motores y sólo hacer Tech Demo. Un juego que me quedo una sensación muy buena, aunque de pena por no tener una tercera parte.

Timeshift: FPS genéricos en 360/ps3 hay a patadas, uno de ellos fue este. Este juego bajo de precio y paso a los anales del tiempo en poco tiempo, pero yo siempre me quede con ganas de echarle un vistazo. El juego esta basado en un futuro próximo donde se consigue viajar en el tiempo, ocurre un accidente y se vuelve a una segunda guerra mundial paralela. Tengo que reconocer que la 2GM me tiene muy cansado, pero el juego presenta una forma muy especial de esta guerra, con una jugabilidad basado en poderes que me recuerdan a los primeros FEAR. Si jugáis a este juego, aparte no preocuparos por el aviso de que los driver están mal, sólo subirle la calidad para que no parezca que está sin hacer, y buscar el parche para ponerlo en castellano. Un juego bastante interesante.

Naval Warfare: Matamarcianos y juegos de disparos hay muchos, pero pocas veces vemos algunos en el mar. En este caso tenemos un juego donde con una lancha tendremos que acabar con una guerra entre varios imperios. El juego no esta mal y no es muy complicado, aunque hay partes donde hay que tener cuidado y aprender ciertas mecánicas. Visualmente es muy atractivo, los decorados tienen una ambientación muy propia de los ¿libros de Julio Verne?, jugablemente es entretenido porque pocas veces se puede luchar con una lancha, y tiene suficientes opciones como para no aburrir. Un juego muy recomendable.

Castlevania: The Adventure: He jugado a muchos juegos de Castlevania, pero esta saga en GameBoy me ha faltado desde siempre. Aprovechando que escuche un especial de su segunda parte en rejugando, y que tenía un ordenador sin una gráfica decente, me decidí a ponerme. Como todo juego antiguo, pues hay que juzgarlo desde el ojo de la época, pero aún así el juego canta mucho. El juego se le nota que no esta pulido ni hecho con ganas, gráficamente esta aceptable para la época, pero jugablemente deja mucho que desear. He visto cosas muy extrañas con él, pero en cualquier caso es corto y no cansa. Usé savestates.

Castlevania II: Belmont’s Revenge: En la NES el primer castlevania es muy bueno, pero el segundo es un poco extraño, en GameBoy pasa lo contrario, el primero es un juego mediocre pero este es muy bueno. Las fases repartidas como castillos, gráficamente es mucho mejor, la jugabilidad es propia de un castlevania (con todo lo que eso conlleva), y a mi se me hizo más fácil que el anterior. Posiblemente por escuchar el podcast ya estaba sobre aviso. Usé savestates.

Castlevania Legends: Y ya puestos con la saga, llegamos a la última entrega de Gameboy. Este juego tiene mala fama en la saga pero yo tengo que decir que no sé la razón. El juego gráficamente mejora, le da toques muy básicos de exploración, la jugabilidad mejora, los escenarios y enemigos son mas variados aunque eso sí, el sprite de la protagonista me parece pésimo. Lo único que no me gusto fue que se me hizo corto el tiempo que me daban para cada fase, de hecho morí en varias ocasiones por tiempo. Un buen juego para acabar la consola en la pequeña de Nintendo. Usé savestates.

Power-Up: Los juegos indies y creados por una sola persona o un pequeño grupo son el pan nuestro de cada día. Por lo que he leído este es un ejemplo bastante conocido, un matamarcianos sin más aspiraciones que entretener creado por una persona de 5 fases donde los reptilianos (sí, habéis leído bien) han destruido a la raza humana, y con la última nave vamos a acabar con ellos. El juego no esta nada mal, da mucho juego por los tipos de armas, la posibilidad de cambiar de nave, y un desarrollo que no aburre. Lo malo que presenta es una última fase totalmente descompensada, demasiado larga y con demasiadas diferencias que hace muy pesado el desarrollo de las primeras. Como extra tiene el poder desbloquear naves según el nivel o las horas que juguemos. Yo me lo he pasado en difícil, y me lo quiero pasar en el mayor nivel de dificiltad aunque después de tantas partidas, se me hace repetitivo pasarme las primeras fases. En cualquier caso, un buen juego y recomendable si te gusta el generó.

Duke Nukem Forever: Siempre he pensado que cada juego tiene un momento y un lugar, un juego de disparos siempre queda mejor cuando se está con uno de puzzles, o un juego de acción espacial siempre queda mejor cuando se sigue una serie. Este juego es un caso muy especial que nos muestra que muchas veces un juego se queda en tierra de nadie por no querer sacarlo en su momento. No hace falta decir mucho porque todo el mundo lo conoce, pero en una oferta de última hora lo compré y me puse a jugar. El argumento es simple, los aliens vuelven y solo Duke Nukem puede pararlos, gráficamente cumple, sonido y música acompañan, pero no aporta nada, cosa que es más sangrante cuando llevaba años y años de retraso. Su única gracia son sus frases (algunas muy graciosas) y el poder lanzar un ñordo por el escenario, esto de una idea de como es el juego de insípido. No presenta mejoras o razones para jugarlo, por lo que se va por donde vino. Una pena, porque quizás hubiera un hueco para un FPS macarra como este.

Trine 3: The Artifacts of Power: Seguramente este será la decepción del año, después de dos partes muy buenas y entretenidas nos llega una tercera parte que tuvo malas críticas. El juego en si no es malo, pero no termina de cuajar la forma de jugar y sobre todo, es que no tiene final. El juego presenta más bugs de los debidos, supongo que será debido al paso a un 2,5D-3D raro, un sistema que no termina de cuajar. Encima, el juego tiene pocas fases cuya única función es recoger una serie de conos que te ayudarán a abrir nuevas fases que a su vez, apenas tienen puzzles tan bien hecho como antes. Hay que reconocer que visualmente y musicalmente es magistral, ya sea en 3D o con estética de comic, pero esto no quita que cuando lo acabas te quedas sin final. He leído que quisieron sacar más dlcs como en el 2 pero que como funciono mal, la cosa se quedo así… a saber, lo único que digo que esto daba para mucho más. Decepcionante.

Hard Reset: Entre tanto juegos de tiros en el espacio, me apetecía algo de cyberpunk. Lo primero fue el Deus Ex, pero preferí dejar la saga para este año que entra, y buscando me encontré con este gran juego. Para empezar, hay que decir un gran fallo del juego, este es que no esta en español ni tiene subtítulo. Esto me parece una vergüenza para un juego con esta factura. Entrando en el juego en sí, pues el juego esta muy chulo, tiene un sistema de armas y mejoras que me recuerda mucho al LifeForce Tenka de PSX/PC, las animaciones entre misiones se hacen con una estética comiquera animada (parecida al Dishonored 2), y luego presenta una variedad moderada de enemigos hasta cierto número de horas. El juego tiene una campaña, y luego un DLC que continua la campaña, para completar la historia. No voy a decir que el juego sea largo, pero se hecha de menos algo menos de enemigos y algo más de puzzles/plataformas/historia porque se hace muy cargante tanto enemigo cuando lleva cierto número de horas.

Afterfall Insanity Extended Edition: A veces la crítica y los usuarios no suelen estar de acuerdo, y algunas veces ambos se ponen de acuerdo pero algún usuario como yo sale diciendo lo contrario. Este es uno de esos casos, este juego trata de un loquero que trata un síndrome extraño, por al es mandado a una parte de la base donde está ocurriendo… y de ahí empiezan a pasar cosas raras hasta el final, que me quedo con el culo torcido. Visualmente es UE3 con todo lo que eso conlleva y el juego siempre lo he visto como una mezcla de Gears of War con Dead Space, obviamente el juego no es de alto presupuesto por lo que no esperéis un juego con muchas opciones como los anteriores pero oye, para echar el rato, esta muy bien. De mis preferidos del año. Una pena que no se pueda comprar por denuncias legales.

Halo 5: Desde que llegó el Steam, poco tiempo le dedico a las consolas y menos a una generación como la actual que no aporta nada. Ahora bien, esto no quita que haya algunas sagas que no quiera perderme en consolas, como Halo. El juego ha sido el primero en entrar en mi Xbox One S y la verdad es que no me gustado mucho. Tanto me ha gustado, que casi prefería ver las cinemáticas, que el juego. El juego jugablemente no cambia casi nada, visualmente creo que mejora un poco al 4, en historia presenta un conflicto que se intuía en el Halo 4, y da grandes momentos con conocidos de serie. Su principal problema es que tira demasiado de la acción épica copiando tal cual a los Vengadores, lo que hace que algunos que jugamos por la historia nos sintamos un poco decepcionados. Otro punto negro, y el peor, es su doblaje al castellano, no me explico como han podido elegir las voces tan mal visto que muchos actores son conocidos pero bueno, es lo que hay. En cualquier caso, otra parada más para acabar con la Saga del Reclamador.

Never Alone (Kisima Ingitchuna): A falta de un Trine decente, pues tenemos este juego que esta basado en una cuento nórdico. Este es un juego un poco especial, es un juego muy corto (con el DLC apenas llega a las 3 horas) y es un simulador de paseos con algún puzzle. Sabiendo esto, hay que decir que el juego es una experiencia muy calmada, que se basa en la música y en los gráficos para darte un rato de tranquilidad. El juego no esta mal, pero yo creo que podía ser mucho mejor, y más trabajado.

Beyond Good and Evil: Una de las mayores joyas de la época de los 128 bits y juegos mas recordados que siempre salen como noticia con una segunda parte. El juego conocido como “El Zelda Francés” nos muestra que menos es más. El juego jugado a fecha de hoy, me recuerda a un combinado del Zelda, y del Starfox’s Adventure de Gamecube, con peores gráficos pero igual de entretenido y curioso. El juego trata de como Jade trata de proteger a unos niños de raza alienígena DomZ, para lo cual tiene que conseguir dinero en carreras, en minijuegos, o haciendo fotos de la toda la fauna que hay por el juego, mientras que busca perlas por todo el mapeado. La jugabilidad es propia del zelda, un mundo abierto a explorar donde en base a lo que tengas, podrás hacer más o menos cosas. Yo tengo que reconocer que me costo mucho ponerme, aunque hasta hace poco no me he podido poner con él hasta acabarlo, y que se me ha hecho un poco largo. En cualquier caso, es muy buen juego, con un gran doblaje (sí, sale la voz de Homer), y muy entretenido. Como puntos negativos tiene el epílogo, hace que rompa el desarrollo en mi opinión. Es un juego que yo dejaría tal cual, sin segunda parte porque no la necesita.

Thunder Wolves: Los matamarcianos están de capa caída desde el lanzamiento de PSX, por suerte desde que llegó Steam y la explosión de los indies la cosa ha cambiado, pero a veces se ven cosas que te sorprenden. Este juego que bien algunos los podrán etiquetar como juego de acción (para mi está en la frontera, no se si muchos pensarán igual) nos deja manejar diferentes helicópteros de varios tipos durante 13 fases, donde además de acabar con objetivos o rescatar personas, tendremos pequeñas partes donde podremos llevar otros vehículos como un tanque o un misil de precisión… un juego muy variado y entretenido que merece una oportunidad.

Dishonored 2: El último juego del año en jugar, y uno de los más esperados por mi todo este tiempo. Después de jugar al primer Dishonored y convertirse en uno de los juegos favoritos de la anterior generación, tenemos su segunda parte. No voy a explicar como es el juego, os remito a este podcast de Complejo Lambda pero os aviso, que yo he jugado a la versión de One y ni he visto problemas en los menús, ni he visto peor los exteriores ni los interiores. Sólo puedo decir que en 23 horas de juego, sólo he sufrido dos bugs raros, uno de caerme sin venir el caso al vacio, y otro de pasar el piso de abajo al intentarme esconder. Su principal defecto es que es muy parecido al 1, aunque lo compensa una gran cantidad de opciones en cada fase, y unos escenarios muy diferentes entre sí. Como tarea de este año, me pondré pasarme la primera parte sin caos, y con todos los dlcs para entender esta parte…

 

Deja un comentario