El Cine: Un muerto viviente condenado a dar tumbos

Hace un tiempo hablamos de videoclubs, esos sitios donde conocimos el mundo del cine, y en algunos casos, hasta videojuegos. Aunque hubo un boom en los 90, poco a poco pasaron a mejor vida, con la llegada de Internet, pasaron a un segundo plano, y poco a poco, se están convirtiendo en un resquicio del pasado casi extinguido.

En este artículo hablaremos de otro resquicio del pasado, los cines. Esos sitios donde íbamos a ver las últimas películas en una pantalla enorme con los amigos y para hacer algunas cosas con es@ chic@ que nos gustaba.

La historia de los cines es muy parecida a los videoclubs, con la diferencia de que no hubo un boom como tal en los 90, sino una sucesiva llegada de multinacionales, y salas multicine de menor capacidad que poco a poco, fueron acabando con los cines barrio. Estos cines encima tuvieron que sufrir la nueva llegada de formatos, nuevos tipos de sonido, y la llegada de Internet.

Hace poco tiempo, se tuvo el peor fin de semana, y por una vez, algunos llegaron a pensar en buscar soluciones, estas soluciones si llegan (que aún no se sabe nada), serán tarde, mal y nunca como siempre ha pasado en estos casos. Pero vamos a ver la situación actual.

Los españoles somos como somos, como resumen hay que ver el pollo que hemos armado cuando un programa de mensajería nos quería cobrar 1€ al año por mandar todos los mensajes que queramos. Nos va el todo gratis, y nos hemos acostumbrado a él, y sino, decimos que la cultura tiene que ser libre y gratuita. Yo no se si el cine es cultura, lo que si sé, es que Transformers o Ironman, no es cultura. Es entretenimiento o pasar el tiempo, y ambas cosas se pueden hacer gratis (hasta que lo privaticen como el sol que no creo que falte mucho a este paso). Con el todo gratis… hay que mirar más allá. ¿Por que queremos el “todo gratis”? Porque no había ni hay opciones, porque tenemos más de un 25% de paro, y porque no podemos ir al cine y gastarnos 10€ en una película (sin 3D en según que ciudades), más palomitas y bebida.

Ahora viene la industria, como funciona el cine es un secreto a voces, y aunque Tinieblas González ya lo denunció (curiosamente ningún canal nacional se hizo eco de eso…), el cine español es un sumidero de dinero sin ganas de avanzar, ni de cambiar, ni de ser rentable porque su negocio es pillar subvenciones, y cuando no nos den lo que queremos, montamos un circo en los Goya, o donde se pueda, y a vivir que son dos días. La industria del cine, que se rasgo las vestiduras con la subida del iva, lleva subiendo precios sin ninguna razón desde hace años, lleva subiendo cánones y mínimos a las salas y videoclubs desde hace años, y por supuesto, la crisis les da igual, si la gente va menos al cine, se sube más el precio y a quejarse de la piratería que es muy mala, de la segunda mano que nos roba, o del que se ponga a tiro. El Internet que está llamado a ser el futuro, esta siendo ignorado, hundido, y dado de lado, poniendo precios más altos por la red, que de forma física.

Ambos comportamientos han hecho que los usuarios nos hayamos acostumbrado a darle al botón download, que veamos el cine como un capricho demasiado caro y con riesgo de que sea tirar el dinero (si te tocan niños al lado, kinkis, alguien alto, un mal sitio…). Y todo sin contar que la película te pueda gustar o no, porque como dice alguien que conozco: Al cine hay que ir a ver una película muy mala para criticarla toda la noche, o muy buena para hablar de ella toda la noche, sino, has perdido el tiempo y te has quedado sin tema de conversación toda la noche.

La industria ha seguido subiendo de forma totalmente injustificada los cánones y el precio de sus películas, el 3D que se vendía como la salvación del cine, ha pasado a ser un sacacuartos que depende de la película, y de la sala (mucho 3D es post-producción, y muchas salas no tienen un 3D real). Los cines han subido sus entradas sin importar la lógica, o la situación económica. Los videoclub no se han quejado y/o no han forzado la bajada del precio de las películas por alquiler. El cine español ha pasado a ser una arma política a la caza de la mejor subvención sin un mínimo interés de sacar beneficio económico, como ejemplo vale la premiada Pan Negro. El precio de las películas en Internet roza el ridículo, con precios más altos que en videoclub físicos, y teniendo que pagar más si la película es HD, o la quieres en versión original. Y eso si se puede alquilar, porque normalmente los países suelen estar capados y hay que funcionar con VPNs, por lo que los españoles no podemos alquilar en un videoclub virtual en Estados Unidos… es que suena a chiste, porque hay que ser tonto (o demasiado listo) para querer perder clientes así.

Si a esto se le une la poca y nula calidad del cine actual donde, casi todo está hecho a ordenador y no son más que explosiones y tiros, provoca que a los que somos mayorcitos en años no vayamos por falta de interés, y que el público al que está dirigido (adolescentes) no pueda ir por la situación que tienen casa. Esto me hace preguntarme: ¿Donde ponen películas viejas o clásicos? A algunos les va muy bien, incluso con precios muy bajos.

El futuro de todo esto es obvio. Los cines seguirán la estela de las tiendas de músicas, y de los videoclubs. Quedarán alguna gran cadena, o alguien que tenga la suerte de seguir adelante con tanta zancadilla, y porque sabe que ningún negocio en Internet va a florecer con estas condiciones. A diferencia de los videoclubs, que tuvieron su momento, y de las tiendas de música, que no tienen mercado prácticamente desde que estandarizo el formato digital y las páginas web oficiales, el cine se podía salvar por su gran pantalla y sonido, pero acabará muriendo por la avaricia de unos pocos, y con el apoyo del poder, tenga las siglas que tenga. Lo peor no será perder esta parte de la historia, sino tener que aguantar las mentiras, y las chorradas que están diciendo.

2 comentarios

  1. Pingback: Los Recomendados de Otakufreaks (11) | Otakufreaks

  2. Pingback: Feliz Año 2014!!!! | Blog de kaiserland77.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.